¿Desea invertir en la bolsa? En este artículo podrá leer las indicaciones básicas y principales para poder hacerlo.

Antes que nada, aclaramos que los inversores particulares no pueden comprar o vender en la bolsa por sí mismos. No están autorizados. Si usted es un inversor particular que desea comprar títulos de renta fija o de renta variable tiene que realizar lo siguiente:

invertir en la bolsa1. Seleccionar un intermediario
El intermediario puede ser una sociedad de valores (o agencia de valores) o una entidad de crédito (ya sea banco o caja). Algunos de estos intermediarios ofrecen servicio a través de internet, permitiéndoles a los clientes realizar las operaciones de compraventa por ese medio. Asegúrese de que la entidad o sociedad se encuentre registrada legalmente por el Ministerio de Comercio para poder operar con seguridad y sin riesgos. (Nota: Wilgest Credit cumple con esta característica)

2. Tener/Abrir una cuenta de valores
Esta cuenta registrará las entradas y salidas de dinero relacionadas con las operaciones de compraventa. Esto quiere decir que el intermediario administrará su cartera de inversiones a través de esta cuenta. Como todos los intermediarios cobran comisiones por la administración y mantenimiento de la cuenta de valores, antes de seleccionar un intermediario consulte las tarifas correspondientes.

3. Realizar provisión de fondos
Para cubrir los gastos de las operaciones que se ordenen.

4. Dar órdenes al intermediario
El intermediario tiene que recibir órdenes de compraventa claras para poder realizar las acciones que desee. La información mínima y básica que tiene que indicar al intermediario es:
– identificador del inversor
– identificador de la clase de valor
– la acción a realizar (compra o venta)
– plazo de vigencia
– precio*
– volumen de ejecución
* Si no especifica el precio se entiende que es una orden “de mercado” y que el plazo de vigencia es hasta el cierre de la sesión actual.

Existe otro servicio extra (que implica un costo extra) que consta de asesoramiento sobre las alternativas de inversión según el movimiento y evolución del mercado. Para ello, es necesaria la suscripción de un contrato de gestión que le permite al intermediario decidir la compraventa de valores específicos en momentos puntuales.

4. Información periódica
Exigir al intermediario el envío de información cada cierta cantidad de tiempo le permitirá tener un control actualizado sobre el estado de sus inversiones, sus gastos relacionados a éstas y liquidaciones que se le practiquen por la realización de operaciones.