Aproximadamente en los años 20, Oliver Gingold (de Dow Jones) incorporó a la jerga bursátil el término “blue chip”. En los casinos de habla inglesa se utiliza este término para referirse a las fichas de mayor valor, que son las azules (de ahí deriva el nombre: blue = azul, chip = ficha), pero en el ambiente financiero las blue chips hacen referencia a las acciones de empresas con una posición económica sólida y estable y que son reconocidas nacionalmente. Generalmente estas empresas ofrecen productos o servicios de alta calidad y aceptación en el mercado.

Blue chipLas inversiones en blue chips se consideran como menos volátiles y su valor de capitalización y liquidez suelen ser elevados. Por ello son consideradas como una excelente oportunidad para quienes quieran diversificar su dinero sin tener asumir riesgos altos. Se ha comprobado que en épocas de crisis financieras las blue chips mantienen una mejor evolución que las otras acciones del mercado cuando la bolsa de valores cae.

Invertir en Blue Chips – ¿Cuáles son las ventajas?

* Dividendos: en general, las blue chips establecen el pago de dividendos de forma regular por más que la empresa esté atravesando situaciones más desfavorables a las acostumbradas.

* Liquidez: al tener una liquidez alta, los inversores pueden comprar y vender cuando lo deseen. Otros tipos de valores pueden tardar más tiempo en la compra o venta por causa de la falta de liquidez. Se puede decir que la compra/venta de blue chips depende del inversor (del capital y el interés en invertir en ellas) y la compra/venta de otros valores depende de otros factores ajenos al individuo.

* Contratación: las blue chips tienen un alto grado de contratación, lo que genera que los usuarios se vean beneficiados por el dinamismo de la cotización (dado que hay muchos inversores interesados en la compañía).

* Valores: los valores son estables generalmente, sin grandes bajadas ni subidas, por lo que aquellos que inviertan sabrán que su cotización no tendrá grandes sobresaltos (salvo en períodos convulsos que pueden dispararse hacia arriba o hacia abajo).

* Volatilidad: al tratarse de empresas consolidadas se puede decir que su volatilidad es baja. Por esto, no se aconseja este tipo de inversión a aquellos interesados en especular a corto plazo, por ende es recomendable invertir en blue chips si apuntamos a una inversión a mediano o largo plazo.

Algunas de las empresas más consolidadas y firmes de Estados Unidos son Intel, Coca-Cola, IBM y Wal-Mart.