BitcoinEn la actualidad podemos ver cómo la tecnología va avanzando y va ganando terreno en muchos aspectos de la vida. Ya podemos saber qué ocurre en la otra parte del mundo, e incluso verlo en vivo y en directo. Podemos ver y hablar con amigos que viven en otra ciudad, país o continente. Podemos comprar y vender a través de un ordenador. Incluso, la tecnología ha llegado a cambiar la vida de la moneda, y hoy hablaremos sobre eso. Hoy en día existen 2 tipos de monedas tecnológicas: las monedas virtuales y los Bitcoins.

Monedas virtuales. Sirven para comprar bienes virtuales en juegos. ¿Cómo es esto? Si quiere vestir al personaje de su juego con ropa de marca o comprarle un auto lujoso o decorarle la vivienda con artículos de lujo, puede comprarlos con Linden Dollars. 1.000 (mil) Linden Dollars cuestan 4,30 dólares. En la red social Facebook también puede hacer esto.

Bitcoins. Un bitcoin es una moneda electrónica. Su emisión escapa al control de los estados. Según distintas opiniones, esta moneda promete actuar como la moneda del mercado blue internacional. Las transferencias no tienen costo alguno.

Los Bitcoins intentan reemplazar el cash en el mercado informal mundial (el Sistema D.). Se estima que en el 2020 el trabajo informal abarcará el 66%, mientras que actualmente se estima que es el 50%.

El Sistema D. es la segunda superpotencia (la primera es Estados Unidos) con un valor mundial de 10 billones de dólares (contra los 14 billones de dólares del país norteamericano).

Los Bitcoins no están bajo control de los Bancos Centrales del mundo, provocando que sea una moneda descentralizada que podría escapar al impuesto inflacionario que cobran los estados.

A lo largo de los últimos cien años, el valor del dólar ha bajado en un 95%, en cambio el valor del Bitcoin se define por el límite de emisión que se ha impuesto: en 2020 no podrá haber más de 21 billones de bitcoins.

Al momento de gastar Bitcoins no es necesario justificar cómo se obtuvieron, y la identidad de quien los gasta está protegida.

Esta moneda electrónica es generada por usuarios de la red que resuelven acertijos criptográficos (hacen que las transacciones sean más seguras) y se guardan en billeteras virtuales o servicios centralizados en la nube. Para gastarlos hay que tener la aplicación de bitcoins y buscar los comercios que acepten esta moneda (son pocos, pero en aumento).

Existe un mercado para los Bitcoins en donde estos cotizan a 29,5 dólares (información de marzo de 2013) con una tendencia alcista.