Cuando tratamos de adivinar o prever qué dirección va a tomar el mercado para obtener beneficios y ganancias, estamos realizando una apuesta financiera. Se pueden apostar acciones, divisas, oro, petróleo y más elementos financieros.

Podemos encontrarnos con apuestas que vencen en 5 minutos, dentro de una hora, al final del día, dentro de una semana e incluso en un mes.

Apuestas financierasHay gente que se maneja mucho por la intuición, si somos una de esas personas, ¿por qué no ponerlo en práctica y ganar dinero? Está claro que no sólo se necesita la intuición para tener éxito en este ámbito y en esta actividad, también tenemos que conocer y estudiar los movimientos del mercado. Pero si se le da bien intuyendo, además de tener conocimientos sobre las finanzas, ¿por qué no aprovechar?

Ahora bien, ¿cuáles son las diferencias entre una apuesta financiera y una inversión?

Cuando apostamos por un activo, generalmente, no se limita el riesgo (sobre todo en las opciones binarias), en cambio cuando invertimos en él controlamos el riesgo a través de órdenes de stop.

Al apostar por un activo, la apuesta se puede duplicar en segundos, así como también se puede perder. Cuando invertimos necesitamos conocer el análisis técnico para identificar puntos de entradas.

Con la apuesta podemos estipular la ganancia de antemano, mientras que con la inversión podemos cobrar dividendos (en el caso de las acciones).

Las diferencias son bastante destacables. Por ejemplo, para cobrar dividendos de las acciones en las que invertimos tenemos que adquirirlas sí o sí, en cambio si sólo intentamos predecir el alza o la baja de un activo, podemos apostar por él a un determinado plazo.

Además, cuando apostamos podemos hacerlo al alza o a la baja de un activo. Cuando realizamos inversiones, las hacemos porque creemos que el valor del activo va a aumentar y así hacer crecer la inversión.

A continuación les dejaremos un ejemplo sencillo sobre realizar una apuesta financiera.

Supongamos que queremos apostar al valor del euro respecto del valor del dólar. Creemos que mañana la cotización del euro superará a la del dólar. Como tenemos esta certeza, podemos realizar una apuesta a favor del euro. Podríamos apostar que al cierre de la jornada el euro cotizará X dólares. Si al vencer la apuesta, esto es al final de la jornada, el valor del euro está por encima del dólar obtenemos ganancias. Si ocurre lo contrario, tenemos pérdidas.