La especulación inmobiliaria llega a su momento más alto luego de la crisis del 2008, en este caso a diferencia de la situación anterior que se centró en hipotecas pequeñas, afecta a las grandes inversiones inmobiliarias en las principales áreas estadounidenses de altos ingresos y las propiedades en cuestión están valuadas en un millón de dólares aproximadamente.

Si bien la situación no se puede generalizar a todo el país,es seguida de cerca por los especialistas que han puesto la señal de alerta y se encuentran a la expectativa. Mientras tanto aconsejan a los consumidores e inversores, tomar los recaudos necesarios en caso de que se pueda generar un aumento repentino en las tasas de interés que genere un riesgo en los compromisos de pago previamente contraídos, y prever la relación entre ingresos y gastos como recaudo para el momento.

Uno de los problemas que se reportan vinculados es la emisión electrónica del dinero, o flexibilización, que se creó con la intención de reactivar la economía, para que los bancos otorgaran préstamos en el segmento de consumidores y productores. Esto es posible con la intervención de la Reserva Federal, que adquiere los activos de los bancos y así posee un porcentaje de las hipotecas del país. Esto es considerado por los expertos como una eficaz estrategia (hasta el momento) que aunque peligrosa, ha reflotado el mercado hipotecario de Estado Unidos.

Bajos salarios, numerosas posibilidades de financiación, alto consumo, conjungan una combinación peligrosa sin tasas fijas, que si bien hasta el momento son muy bajas a nivel internacional, son riesgosas ante las sacudidas económicas que ya se sabe suceden y con más frecuencia de lo esperado. Y luego de la crisis del 2008 no se ve que el sistema se haya modificado sustancialmente, con lo cual los riesgos siguen vigentes y las burbujas presentes

El círculo vicioso del capitalismo

Se ha vivido esta situación demasiadas veces dentro de un capitalismo con pocas regulaciones, la especulación motoriza el consumo y el dinero financiero, y no en papel, esto ha generado burbujas y crisis sin que los expertos logren encontrarle la salida equitativa para una distribución del ingreso más justa y útil para movilizar todos los segmentos del mercado y evitar una nueva caída y más perjudicados. Esperemos lograr inversiones inmobiliarias más justas para todos los involucrados.