Así el calificado analista de Princeton, afirmó que Europa tiene una fortaleza que no ha desarrollado aún todo su potencial, ya que muchos países que integran la unión tienen sobradas condiciones de progreso y se refuerzan en la unión que es muy reciente. El ideal es democrático y con mucha participación.

China “es un país bastante sólido y razonablemente bien gobernado”, pero la Unión Europea tiene que integrar todo su potencial, explicó el docente. En cambio a nivel alianzas internacionales China está sola o relativamente acompañada por Corea del Norte, lo cual no se vislumbra como un gran avance en materia de desarrollo.

Y el experto detalló “Si consideramos la sintonía que existe entre Washington y Bruselas por motivos culturales, políticos o estratégicos. A Europa le ayuda mucho tener cosas en común con Estados Unidos, y viceversa. Siguen siendo un bloque bastante sólido”.

Los años del viejo mundo y su apertura al exterior valen mucho a su favor

“El poder de seducción de la Vieja Europa sigue siendo altísimo, a pesar de sus problemas recientes”, sostuvo Moravcsik. Si bien China tiene una antiquísima tradición, su apertura al mundo no se ha dado en condiciones de igualdad o participación de todas las esferas sociales como si se ha desarrollado en Europa. Por eso a la hora de la inversión en Europa esta sigue siendo una de las regiones favoritas del mundo para los expertos.

El pesimismo es el peor enemigo de Europa

Según Moravcsik, “los europeos son campeones en pesimismo”. Y explica “Porque cuando alguien te dice sin parar lo mal que van las cosas en su país, ¿cómo vas a entusiasmarte y ponerlo como ejemplo? Aquí en Estados Unidos somos al revés, estamos siempre de promoción, describimos todo con entusiasmo aunque en realidad no sea tan bueno. Imagino que todos habéis hablado alguna vez con un europeo, así que ya sabéis a lo que me refiero”.

Acotando, “Europa es la región más creativa, próspera, ambiciosa, exitosa y mejor organizada del mundo, aunque ahora esté pasando por una crisis. Una región más poderosa de lo que pensamos nosotros, mucho más poderosa de lo que piensan ellos mismos y sin lugar a dudas más poderosa que China”.