Sigma lanzó una oferta pública de compra amistosa(OPA) sobre Campofrío, con una suma de 700 millones de euros.

Se disparan las acciones

Con esta oferta la firma mexicana paga en efectivo 6.8 euros por acción, lo que da un 10% de prima sobre el cierre último del mercado y un 26% por encima del precio ponderado por volumen de los últimos seis meses. Cuando se suspende la cotización antes de la apertura de mercado se disparan por encima del 10%.

Sigma sumó apoyo

El fondo de inversión Oaktree poseedor del 24,3%, y La Caixa con un 4,2%, afirmaron su intención de vender sus partes. Se agrega un 12,4% en manos de la familia fundadora, que también venderá. Allí Pedro Ballvé actual presidente de Campofrío, será socio inversor junto a la firma mexicana con una participación del 6% y junto a la posibilidad de llegar al 12% del capital.

China en duda

La empresa china que también decidió la inversión en España, y es poseedora de un 37 % de la compañía cárnica, Shuanghui, es la única en duda de la operación para ya que debe desprenderse de un 7% para quedarse por debajo del 30% que la exime de lanzar una OPA. Pedro Ballvé se dice que logró convencer a Sigma sobre la oportunidad de inversión que significa Campofrío, y será el primer ejecutivo de la filial en los próximos años.

La presencia asiática es importante porque representa una extensión geográfica mayor para la compañía y la complementariedad de los mercados en los que se puede operar con esta formación societaria o accionista se amplía notablemente.

En cuanto a Sigma, este es un holding internacional alimentario ubicado en más de 10 países con 41 plantas que se dedica a la elaboración de carnes frías y lácteos, con una facturación anual de 2.600 millones de dólares

La operatoria se enmarca en varias decisiones de inversión en España concretadas por empresas de capital extranjero, como ocurrió con la compañía de Bill Gates que compró recientemente la envasadora Mivisa, y otros casos como la panificadora Bimbo y la compañía de combustibles Pemex – Repsol.