Actualmente existen muchas formas de invertir tu dinero. Siendo una de la más rentable y segura la inversión en capital privado.

¿En qué consiste invertir en capital privado? Esto consiste en invertir dinero de formas muy diversas como puede ser: deudas, préstamos hipotecarios, embargos, reunificaciones de deudas entre otros. Normalmente las personas que invierte en capital privado tienen una mayor rentabilidad en sus inversiones que aquellos que invierte en productos financieros tradicionales.

La Inversión en capital privado es una actividad regulada por el gobierno español. ley 2/2009, de 31 de marzo. Está regula la contratación con los consumidores de préstamos o créditos hipotecarios y de servicios de intermediación para la celebración de contratos de préstamos o crédito. Wilgest Credit está registrada para realizar esta actividad por el Ministerio de Sanidad y Consumo de Gobierno.

¿AL INVERTIR MI DINERO EN CAPITAL PRIVADO CUÁNTO COBRARÍA MENSUALMENTE?

Dependiendo de la cantidad invertida. Invirtiendo 100.000 euros a 15 años cobraría una cuota mensual de 1.400€, cantidad que podría ahorrar para invertirla nuevamente.

Para una persona no acostumbrada a invertir posiblemente esta cantidad le parecerá poca, pero aquellos que conocen cómo se mueve el mercado de productos de inversión no tardaran en saber que lo que Wilgest Credit propone es una magnífica oportunidad de negocio.

Nosotros ofrecemos una rentabilidad del 8´95% al 15% anual. Ninguna otra inversión totalmente segura puede reportarle esa rentabilidad.

Esta inversión es totalmente segura ya que para ser aprobado un préstamo el cliente necesita poner en garantía propiedades libres o prácticamente libres de hipotecas. Viviendas, segundas residencias, bajos comerciales… la cantidad prestada no superara el 30% del valor REAL de las propiedades (tasadas por nuestro equipo y por TINSA). Por esta razón no existe riesgo alguno.

¿QUÉ SUCEDE SI EL CLIENTE NO PAGA?

Si el cliente incumple con las cuotas mensuales (25-30% de los casos) se procede a una mediación, si no se obtiene ningún resultado factible se acabara en un proceso judicial para forzar la venta de la propiedad. Si esto ocurre el deudor se vería forzado automáticamente a saldar el capital y los intereses y en algunos de los casos se recuperara la inversión con los intereses corrientes y los de demoras incluidas, más las costas del procedimiento. Como podrás darte cuenta con este tipo de inversión no existe riesgo.

“si quieres ver tu dinero crecer sin mucho esfuerzo invierte en capital privado”.